PROYECTO


"Todos quieren cambiar el
mundo, pero nadie piensa
en cambiarse a sí mismo."
Leon Tolstoi

Justificación

La idea de crear una red de empoderamiento surge de una reflexión colectiva en la que se pusieron sobre la mesa dos ideas complementarias pero de muy diferente signo. Por un lado, se manifestaba la necesidad que todos tenemos de desarrollar nuestra inteligencia emocional, pero su presentación fue de tal modo que parecía como una suerte de ‘herida’ que había que ‘curar’. Con otras palabras, teníamos un problema y aplicábamos una medida paliativa. Alguien te “proporcionaba peces”.

Ante esa tesitura, se planteó dar un paso más allá y proponer medidas preventivas. Sería bueno adelantarse a los futuros problemas para afrontarlos con garantías sin necesidad de que alguien nos dé la solución. Se trataba entonces de “aprender a pescar”. De ahí surgió la idea del empoderamiento.

En ese momento se visualizaban dos escenarios distintos, pero en modo alguno irreconciliables. ¿Por qué no crear una red que sirviera no solo para “proporcionar peces” en los casos más extremos y necesitados al tiempo que pudiera “enseñar a pescar”? No como una sola acción, naturalmente, sino mediante la disposición de recursos humanos en red de tal modo que pudieran articularse diversas acciones mutuamente satisfactorias. Es decir, empoderadores que al enseñar aprendieran y empoderatarios que al aprender enseñaran. Mediante el proceso de creciente empoderamiento estos últimos pasarían a formar parte de los primeros y su aprendizaje serviría para ampliar la red de cobertura, tanto a nivel presencial como virtual, dos espacios comunicativos perfectamente compatibles.

El primer paso era reunir en un mismo espacio virtual a varias personas ya empoderadas que pudieran ser correas de transmisión de sus propias experiencias a otras potencialmente empoderables. Y que éstas pudieran a su vez nutrirse de esas experiencias, perder el miedo y empezar su propia mejora personal.

A partir de ahí, se abren múltiples horizontes de acción, y dependerá de la acción de todos para que esto cuaje. Confianza hay de sobra.


Objetivo Principal

Para definir el objetivo principal tomaremos una expresión muy típica que puede aplicarse a cualquier contexto de acción: "Empoderarse para hacer X".

Ahí podemos entrever dos objetivos o acciones diferentes que, conjugadas, pueden generar beneficios más amplios, profundos y duraderos que por separado. Por lo general, todos actuamos en algún ámbito. Es decir, todos "hacemos X". Y esa incógnita puede referirse a cualquiera de nuestras profesiones o a cualquiera de nuestras pasiones. Con otras palabras, se trata de acciones externas a nosotros mismos.

Constantemente recibimos presiones más o menos sutiles para la acción externa: "Manifiéstate, lucha por tus derechos, denuncia a fulano o a mengano, hazme un informe, presenta esta declaración, ayuda al tercer mundo, acabemos con el hambre, con las guerras, etc". Cuanta mayor sea nuestra conciencia, mayor es el bombardeo que sentimos por todos lados. Es tal la avalancha que lo más normal es sentirse menudo, pequeñito, sin fuerzas reales para afrontarlas todas. No podemos responder a todos los requerimientos de acción que recibimos a lo largo de nuestra vida. Es materialmente imposible. De ahí que tendamos naturalmente a la especialización. Trabajamos mucho un aspecto o varios y, desde ahí, actuamos con mayor eficacia. No podemos (ni debemos) abarcar todo lo que necesitaría ser abordado con cariño. Es una presión selectiva importante.

Ahora bien, todas esas llamadas constantes a la acción externa chocan frontalmente contra el muro de nuestro propio autoconcepto y nuestra propia autoestima. Cuando estamos mal anímicamente solemos escuchar "saca fuerzas de flaqueza que hay que seguir hacia adelante". Está claro que esa llamada está realizada de buena fe, pero en no pocas ocasiones choca con nuestra autoconciencia. ¿No saco suficiente fuerza? ¿Cómo puedo sacarla entonces? ¿De dónde la saco?

Desde todos lados nos impelen a la acción externa, pero en ningún lugar nos dejan un "manual de instrucciones" para abordar la acción interna. Todo el mundo nos anima a "correr" pero nadie nos enseña a "comer lo suficiente" como para tener las fuerzas para hacerlo.

Entonces, el objetivo primordial de este grupo se ciñe precisamente a la acción interna de "empoderarse", de "re-ganar" fuerzas que parecían perdidas. Ese es su marco de acción natural.

Desde ahí, obviamente redundará como una consecuencia natural en todos y cada uno de los actos externos que cada cual estime en conciencia que puede, dentro de sus límites de acción, realizar. Todo desequilibrio evidente entre lo que "creemos que podemos hacer" y lo que "queremos hacer" generará un estado de insatisfacción casi imposible de gestionar, con la consecuencia necesaria de minar esas fuerzas que iban emergiendo desde nuestro interior.


Estructura general de la Red


La estructura tendría forma de red con nodos en cada ciudad o provincia, conectados de forma más intensa con los nodos más cercanos y a través de Internet con todos los demás. De uno modo similar a como se conectarían las arterias en nuestro cuerpo. Cada nodo articularía sus acciones con cierto grado de autonomía y en la red de coordinación se volcarían todas las experiencias comunes para crecer todos de un modo lo más enriquecido posible. La estructura virtual permitiría la coordinación de la acción. Si pensamos en el ámbito asociativo,existirían las asociaciones en sí, provinciales o de ámbito local; la unión de asociaciones sería una federación, de ámbito mayor; por último, la unión de federaciones sería una confederación. Se trataría de 'replicar' modelos de acción emanados de la red de coordinación, al menos en sus aspectos más generales. En principio, lo más adecuado es que cada nodo funcione de modo independiente en el día a día, guiado por el espíritu común de la red al completo. Cada nodo gestiona sus propios recursos (personas y sus habilidades), lo que le posibilita hacer más cosas o menos. Cada nodo decide sus actividades de empoderamiento, que pueden ser individuales, en pequeños grupos o masivas. Se podrían 'replicar' los proyectos emanados de cada nodo en los demás a través de la canalización de la red al completo. De ahí la importancia de la conexión y comunicación de experiencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada